Preparando el nuevo skin!

    Philipe, el alquimista.

    Comparte
    avatar
    Philipe
    Nivel 1
    Nivel 1

    Mensajes : 2
    Puntos por Rol : 1
    Puntos de evento : 0

    Philipe, el alquimista.

    Mensaje  Philipe el Mar Ago 16, 2011 3:41 am

    - Nombre: Philipe

    - Naturaleza: Humano

    - Sexo: Masculino

    - Edad: 24

    - Apariencia:

    Un joven alto, lo claro de su piel, la delicadeza de sus gestos deja notar una clara inexperiencia hacia los placeres de la vida, por su piel clara se puede concluir que pasa mucho tiempo recluido. Sus ojos son de un color morado brillante, un hecho que siempre impresiono a todos lo que lo llegaron a conocer, y atemorizaron a aquellos que no. Su cabello es rojizo y lacio, siempre lo mantuvo del largo suficiente para que pudiese ver. Siempre utiliza guantes, y ropa costosa.

    - Imagen:
    Spoiler:

    - Psicología: Es un muchacho muy educado, bastante distante, pero fiel y amable. Si bien siempre anda divagando en su mente quien sabe en que temas, siempre tiene una opinión respecto a todo, la cual rara vez cambia y rara vez es errada. Acostumbra a leer cuando el tema de conversación no le interesa, muchas veces dejando a la persona que le esta hablando sin nadie que le escuche, pero cuando le interesa un tema no hay nada que lo mueva de el. Es ademas muy pacifico y no disfruta la pelea.

    Disfruta mucho el experimentar, tanto con sustancias como personas, y luego siempre anota sus reacciones. Tanto las reacciones al combinar agua con ácidos, como las reacciones de las personas frente a los giros de la vida.

    - Historia:

    Philipe nació en una familia rica de alta jerarquía social, en una ciudad cercana a la costa. Desde niño fue criado para convertirse en un noble, alguien importante que desempeñase un papel político. A la edad de 4 años se le impartían conocimientos sobre protocolo y etiqueta, se le dictaban dos distintos idiomas, matemáticas, ciencias, violín, piano, y todo otro tipo de cosas que, según sus padres, le serían de utilidad más adelante en su vida adulta. A la edad de 11 años se podía decir que Philipe tenia el futuro asegurado, pero no. Realmente el niño odiaba todo esto. El niño no tenia ningún momento para el en su ocupada vida, sus padres nunca estaban con el porque estaban asistiendo a una importante cena, o estaban haciendo acto de presencia en alguna importante fiesta de gala. El único momento de felicidad que el niño tenia día a día era cuando todo el mundo dormía en su casa, y el leía los cuentos que su tío le enviaba desde reinos lejanos. El adoraba leer, era como liberarse de las ataduras, escapar de su realidad y situarse en el del héroe, que vivía increíbles aventuras con sus muchos amigos. Se podría decir que lo único que detestaba de leer, era el acabar un libro, aunque adoraba saber como terminaba la historia, nunca le gustaba desprenderse de ese mundo de fantasía, abandonar a los héroes, tan solo para volver a esa realidad.

    Un día, al cumplir los 14 años de edad, Philipe decidió que ya era tiempo de abandonar todo eso. Escribió una carta a su tío expresando el deseo de ir a vivir con el, e iniciarse en el arte del alquimia (la profesión de su tío), por supuesto sin mencionar ni una palabra de esto a sus padres. Luego de un mes de que la carta fuese entregada, Philipe recibió una carta de su tío, la cual decía:

    Querido Philipe:
                             Me apena mucho realmente el no haber respondido tu carta con mayor celeridad, pero es que he estado muy ocupado esta ultima semana preparándome para mi viaje[...]

    Al leer esto al joven se le llenaron los ojos de lagrimas, arrojo la carta y se tiro en la cama a lamentarse el haber nacido en esa familia.

    Pasadas tres semana de recibida la carta Philipe ya había olvidado completamente que aún quedaba más de media carta por leer. El se encontraba en una de sus clases cuando su madre entro a la sala, se sentó junto a el y ordeno a la profesora que saliese.

    Abrazo al muchacho fuertemente y pregunto - Dime, ¿qué has decidido? -
    El muchacho asombrado, no sabía que decir, ni a lo que su madre se refería.
    - Encontré esto - dijo la madre sacando de sus ropas la carta arrugada que había escrito su hermano - ¿Y bien?
    Philipe agacho la cabeza y murmuro algo, antes de que su madre empezara a leer la carta en voz alta.

    Querido Philipe:
                             Me apena mucho realmente el no haber respondido tu carta con mayor celeridad, pero es que he estado muy ocupado esta ultima semana preparándome para mi viaje. He decidido ir a visitar las antiguas ruinas al sur del reino, y por supuesto que para un viaje tan largo uno debe prepararse más que bien, ¿no lo crees?
    Sobre tu petición de venir a vivir conmigo me temo que no es algo que yo te recomiende. Dentro de tres semanas pasare por tu pueblo, no puedo entrar porque me retrasaría mucho, si deseas acompañarme en mi viaje al sur del reino me encantaría tenerte conmigo. Si estas dispuesto a acompañarme, y estas seguro de que es lo que realmente deseas, te esperare el primero de mes en el camino al al anochecer, si no te encuentro ahí entenderé que no es lo que tu quieres.
    Te quiere, tu tío.

    Lo primero que Philipe sintió fue una completa alegría, al saber que su tío si lo aceptaba, luego se sintió enojado con sigo mismo por no terminar de leer la carta. Finalmente miro a su madre, y dijo

    - Es hoy - dijo mirando a su madre. La cual asintió sollozando, acto seguido el muchacho la abrazo, y salio corriendo de la casa, dirección al lugar donde se encontraría con su tío, mientras el sol se ponía a sus espaldas.

    - Arma: Porta un arsenal de pociones que carga en dos cinturones, uno atado cruzando el pecho y otro a la cintura. Pociones tales como venenos, pociones explosivas, somníferos, entre otras.

    - Otros datos:

    • Si bien su ropa es cara solo la utiliza porque le resulta más cómoda que la ropa barata.

    • Sus gafas son un invento de su tío, el cual tenía problemas de vista al igual que el. Para solucionarlo creo el objeto, que enfocando la luz a través de los dos vidrios frente a los sus ojos permitían a este apreciar de mejor manera el mundo que lo rodeaba.

    • Su padre era una muy buena persona, siempre preocupada por los demás, pero era un desastre como padre. Sin embargo acepto de buena manera el que el niño huyera con su tío.
    avatar
    Phobia
    Nivel 4
    Nivel 4

    Administrador

    Mensajes : 327
    Puntos por Rol : 36
    Puntos de evento : 0

    Re: Philipe, el alquimista.

    Mensaje  Phobia el Mar Ago 16, 2011 4:21 am

    Excelente ficha, aprobado. Bienvenido al foro, que disfrutes tu estadía.


    ________________________________________________
    Yo conosco tu pasado, presente, futuro y fin, Invitado...


      Fecha y hora actual: Lun Ene 21, 2019 2:47 pm